La crisis del hamster

1.42 am

Recién termino de trabajar. Bueno, terminar es una forma de decir: cuando trabajás por tu cuenta nunca se termina realmente. Desde que me despierto hasta que me logro dormir la máquina funciona, y seguramente entre sueños también, pero eso prefiero dejarselo al inconsciente.

Estoy en una de esas noches claves, esas en las que decidís para donde vas. Mas que decidir es elegir entre las miles de opciones que tenés y que, suponés, te van a llevar en alguna dirección, la dirección.

Desde que tengo memoria durante estas noche siempre fué igual, todo o nada, no hay puntos medios. ¿Pero por qué? ¿Con qué necesidad? Me dicen que baje un cambio, que los grises existen. Si, ya lo se, respondo. ¿Pero cual es la gracia? No tengo ganas. Siento que tengo la responsabildad conmigo misma de aprovechar el tiempo que me tocó lo máximo posible. Y así lo hago con todo, no puedo evitarlo. Me aburre la idea de un estado de confort medioso. ¿Cuál es la carrera? ¿A quién le querés ganar? A nadie. Para mi esto no es una carrera, porque no tiene fin, no hay meta ni ganadores, solo jugadores. Y creo, sé, que los jugadores son los que se mantienen corriendo. No quiero ser un espectador, me niego a ser un espectador. Nadie debería serlo.

Quiero escribir, busco mi computadora y la enciendo: actualización de windows, 5%. Me vuelvo loca. Me hago un té, 10%. Pienso en la idea de buscar lapiz y papel, me acuerdo de lo horrible que es mi letra y se me pasa. 30%, la ansiedad. Me palpita el cerebro, siento que el lóbulo frontal me quiere salir disparado. No lo culpo.

Intentaba explicarle a mis amigas como me sentía: ¿vieron alguna vez un hamster corriendo en una rueda? bueno, así. No se de donde sale esa energía pero necesito gastarla, hacer cosas, escribir, actuar, diseñar, viajar, amar, leer, mirar, ser. Todo el tiempo.

Se me hirvió el agua, 50%. Siento que el corazón me palpita mas rápido, quizás se me esté por bajar la presión. ¿Será esto un ataque de pánico? ¿Por qué insistimos en ponerle nombre a las ganas de Ser? depresión, pánico, ansiedad. No me diagnostiques, me da rabia. Por favor, te juro que hago lo mejor que puedo.

70%, me pregunto por qué no me compré una Mac, me dijeron que estas cosas no les pasan. La idea de que un conjunto de circuitos y placas funcione mejor que yo no me estimula. Me cuestiono mi lugar. ¿Qué hacés? escribís, vendes ropa, ¿das consejos? ¿Podés parar? No gracias, ya te dije que no quiero.

80%, reconozco mi estado de crisis y me reconforto. No es la primera vez que me pasa, miro retrospectivamente  y recuerdo que siempre salí mas o menos airosa. Te molesta algo, lo rompés y  se convierte en algo nuevo. Y así en ciclos, aunque no quita que en el impacto te vuele alguna astilla a los ojos. Riesgos que hoy elijo correr.
99%, necesito vomitarle a la pantalla y lo necesito ya. La idea del insomnio me otorga paciencia.

100%, hoja en blanco, catarata, alivio.

Mis amigas se ríen de la idea del hamster, y un poco que yo también. Me imagino corriendo en esa rueda eterna y sin objetivo aparente. Lo que ellas no entienden, y lo que yo me suelo olvidar, es que no corro solo para mantenerla en movimiento, sino que corro para tratar de romperla.

3.10 am

16722788_1600231109993197_9021088318522077465_o

¿Se fue de viaje sola? está loca

Hace unos días, mientras esperaba en la fila del banco, dos mujeres hablaban acerca de otra: “¿Viste que se va a ir sola a méxico? yo no puedo creer que la familia no diga nada, con las cosas que pasan, ¿a vos te parece? tan chica y sola por el mundo.”
Ya a esa altura casi no dominaba mis ganas de intervenir, pero lo hizo un hombre que estaba delante de ellas: “Así son los chicos hoy, no? mi hijo hace ya dos meses que está solo por europa, y al principio no estaba muy de acuerdo, pero viendo lo feliz que está ahora ya no me preocupo tanto: es parte de su crecimiento.” La señora contrataca: “Y bueno, es lógico, con los varones siempre es diferente”. ¿Perdón? ¿diferente en que sentido señora?¿En que momento la designación binaria de un género nos hace mas o menos capaces de desenvolvernos en cualquier tipo de situación?
Bueno no, no le dije eso, pero lo pensé y por eso me senté a escribir esto hoy.
Desde que tengo memoria, en mis cumpleaños, al tener que pedir tres deseos el primero siempre iba de lo mismo: “deseo viajar por el mundo”. No sabía ni como ni cuando pero sabía que gracias al poder irrefutable de esas hilachas de algodón recubiertas en cera de colores que ardían sobre mi torta de cumpleaños, ESO iba a suceder.

Processed with VSCO with c1 preset

Aparentemente no estaba tan errada. Cuando terminé el colegio, a mis 17 años, tuve la oportunidad de viajar a Europa por primera vez, y si bien mi destino era la casa de una amiga en Alemania el viaje lo emprendía sola desde Argentina. Era mi primera vez viajando sola y no tenía idea de nada. Recuerdo despedirme de mi familia en Ezeiza, entrar al aeropuerto, ver el avión por la ventana y descubrir que era muchísimo mas grande de lo que me imaginaba, y entender que esa ballena de aluminio iba  estar llevándome a doce mil metros de altura durante casi 14 horas, y que yo debía confiar ciegamente en la idoneidad de un par de tipos que piloteaban al cetáceo. Ante eso me sentí el ser mas pequeño y frágil del universo. Pero no me quedaba otra: ya estaba ahí, con mi ticket y mi mochilita al hombro. Claramente el pavor duró unos segundos, pero todas esas cosas pasaron por mi cabeza hasta que le di a mis pies la orden de avanzar, subir al avión y llevarme hasta mi asiento.

16664915_1254547417916092_2743683799762525005_o

Hacer cosas solos da miedo, saber que tu éxito o tu fracaso dependen de vos y de tus decisiones, eso da miedo. Y viajar es a poner a prueba nuestra capacidad resolutiva, porque una vez que emprendiste el trayecto, ya no hay vuelta atrás. Estás obligado a tomar decisiones  todo el tiempo, y estoy convencida que esa es la mejor manera para amigarse y tener confianza en uno mismo.
Durante el trayecto siempre van a pasar cosas, el listado de anécdotas que me pasaron (buenas, malas y graciosas) es larguísimo, pero creo que ese es el chiste, que te pasen cosas y tener algo para contar después.

16716041_1258949464142554_7562105182442086498_o

Siempre que hablo con alguien que me dice que le da miedo viajar solo digo lo mismo: no hace falta que te saques un pasaje a Tokyo para demostrar algo. Empezá por cosas mas cotidianas que solemos pasar por alto, hacé alguna actividad que hagas siempre acompañada: andá al teatro, al cine, a cenar o a tomar algo a un bar de tu ciudad.  Bancate la idea de estar sola y de lo que eso implica. Te vas a aburrir, vas a extrañar, o la vas a pasar increíble. Lo importante es que puedas decidir estar con vos misma y no tener miedo de esa decisión.

Processed with VSCO with ku4 preset
Los límites que tenemos en nuestra cabeza suelen nacer del comentario de alguna tía, del vecino, de algún compañero de la facu, y que por algún motivo deciden instalarse en nosotros y evolucionar en pensamientos nocivos: “Seguro me va mal”, “soy malísimo para organizarme”, “con lo despistado que soy no llego ni a la esquina”, “no se si me la banco”. No dejes que esas ideas te dominen y toma tus propias decisiones, no hay nada mas feo que arrepentirse de las cosas que no hicimos.

Mi cumpleaños número 18 lo pasé cumpliendo uno de los deseos que había pedido en todos mi cumpleaños anteriores. Esa vez volví a desear lo mismo “viajar por el mundo”, pero esta vez, consciente de que no solo el factor suerte es el que me llevó hasta ahí, sino la capacidad de dominar mis miedos.

Gracias por leer 🙂

Magali

 

Jugando a la cocinita: chia pudding de chocolate ♥

Hace varios días que quiero sentarme a escribir pero nunca encuentro el momento. Estos últimos dos meses estuve solucionando varios temas de la producción de ropa para el verano.
Como algunas ya saben estoy dándole los últimos ajustes a la colección de trajes de baño, y es un rama en la que SIEMPRE tengo alguna complicación. Pero esperemos que todo vuelva a la normalidad en algunos días.
A pesar de los contratiempos, mi alma de cerda dulcera no descansó, y el otro día improvisé un postrecito de chocolate a base de chia que quedó hermoso (ante la perspectiva de mi estómago por supuesto).
La versión que yo hice es con leche de almendras, que ya que estamos les dejo la receta también ya que es riquísima y fácil de hacer. Si no te gusta la podés remplazar por cualquier otro tipo de leche (pero no está mal dejar a las vaquitas en paz de vez en cuando)

 Ingredientes para la leche de almendras: (rinde menos de un litro)

-100 gs de almendras
-900 ml de agua
-esencia de vainilla
-Endulzante (yo uso miel, pero si quieren hacerla vegana pueden usar 2 dátiles)

Preceso:

Dejamos las almendras en agua durante unas 2 horas. Luego las enjuagamos y las metemos en la licuadora con el endulzante, el casi litro de agua y un chorrito de esencia de vainilla. Lo licuamos todo por 1 minuto y luego filtramos la preparación. Yo uso lienzo para filtrarla y queda muy bien. Pueden conseguirlo en cualquier casa de telas y es muy económico.
Eso da como resultado la leche de almendras que pueden usarla en cualquier preparación o simplemente tomarla sola (es muuuy rica). Dura uno 3 días en la heladera. La okara que nos queda podemos guardarla y usarla en alguna otra preparación. Yo la uso como remplazo de la harina de trigo para algunas recetas dulces.

Ingredientes para el postre: (2 porciones)

-3 cucharadas colmadas de semillas de chia
-300 ml de leche de almendras
-2 barritas de chocolate amargo
-1 cucharada de miel (pueden remplazarla por azúcar común, o rubia)
-esencia de vainilla

Preparación:

En una olla al fuego mezclamos todos los ingredientes menos la chia: el chocolate, la leche, un chorrito de esencia de vainilla y la miel. Esperamos a que rompa el hervor y lo llevamos al mínimo hasta formar un chocolate homogéneo (después de esto tu casa va a tener perfume a fábrica de chocolate todo el día ♥). Lo separamos y dejamos enfriar.
Luego ponemos en un recipiente el líquido chocolatoso y lo mezclamos con las semillas de chia. Lo reservamos en la heladera y luego de una hora lo sacamos y lo volvemos a revolver para que no nos quede ninguna semillita sin humedecer.
Luego de unas 5 horas las semillas se van a hinchar con el chocolate y ya está listo para comer. Si no te gusta la textura que dejan las semillas podés licuarlo y te queda un postre de consistencia suave.

Este postre no solo es muy rico sino que también es super saludable. Tanto la chica como la leche de almendras tienen muchos beneficios para la salud.

Esta combiación es la que se me ocurrió a mi, pero ustedes pueden probar con lo que les guste, ya que la chia por si sola no tiene sabor, y adopta los sabores de los demás ingredientes. Esto es lo mismo que pasa con el tofu o con el aquafaba (el agua que queda del hervor de las legumbres y sirve como remplazo del huevo).

Si hacen la receta espero sus fotos 🙂 Pronto subiré la receta de mi especialidad: mayonesa de aquafaba ♥

Gracias por leer!

chia pudding
ilustración rapidita de domingo 

 

Viajando sola: llegando a Miami Beach 🌴

Hacía bastante tiempo que no salía completamente sola de viaje y estaba algo nerviosa al respecto. Es mi primera vez en Estados Unidos y le tenía un poco de miedo a la secuencia de migraciones, visa, y otros detalles. Pero por suerte fueron cosas mías solamente y llegue al país sin problemas, y bastante asombrada de la amabilidad de básicamente todo el mundo. Acá casi todos hablan castellano así que tuve que dejar mis ganas de practicar inglés para mas adelante.
A la hora de decidir dónde alojarme siempre me gusta mirar con tiempo, analizar el mapa de la zona y ver en blogs de viajes cuál es el perfil de cada barrio. No existe un “mejor” lugar para alojarse, cada zona es diferente y se acomoda a las necesidades de cada persona. Si viajas en grupo quizás puedas alquilar un auto y parar en una zona más alejada como Hollywood o Fort Lauderdale que son súper lindos y algo más económicos que Miami Beach, pero están más alejados de la zona. Todo depende de cuál sea tu idea de viaje.

En mi caso cómo iba a estar sola y mi plan era hacer playa y descansar de todo el stress que fue el showroom en diciembre, decidí quedarme en Southbeach, en un hotel súper lindo: el Washington Park Hotel. Está ubicado en Washington y 11st, lo que quiere decir que está a menos de 3 cuadras de la playa 😎 La zona es muy movida tanto de día como de noche y está llena de bares y lugares para comer muy lindos y para todos los bolsillos.


La zona es ideal para los amantes de la bici, está todo adaptado para que puedas hacer recorridos largos y el tráfico es muy ordenado así que para las que son medio cagonas de los autos como yo están a salvo. Y lo mejor de todo fue descubrír que en el WPH tienen servicio ilimitado de bici incluido con la habitación. Sabiendo que un alquiler diario ronda los 25 dólares está muy bien.


Entre mis descubrimientos cuando llegué encontré una cafetera en la habitación. Es como si me conocieran, creo que no hay nada mejor que arrancar el día con cafe. Me clave la batita que encontré en el placard y salí a tomarlo al borde de la pileta. Creo que estuve todo el año esperando este momento 🙌🏽


Al margen de todas las comodidades del hotel lo que más rescato es la buena onda de todo el personal. Cuando viajas sola le prestas más atención a la gente a tu alrededor y si estás en un lugar donde la gente es copada, la experiencia va a ser mucho más agradable. Solo hay que aprender a estar receptivo.

Gracias a todos los chicos del WPH por recibirme así de bien ❤️ #WherePlayHappens 🌿

 

English Version

It’s been a long time since I travelled completely alone and I was kind of nervous. It’s my first time at the States and I was quite a bit afraid of migration and visa’s stuffs. Every detail counts. The arriving was great and everyone’s kindness surprised me a lot. Most people here speaks Spanish, so I will reserve the English practice for the other part of the trip.

An important part of the trip is to decide where to stay. In my case, I always look into it with time, analyze the map and read blogs so I can know each neighborhood’s profile. There isn’t a better place, each one is different and it depends, basically, on whatever you’re looking for. If you travel in group you could rent a car and stay out of the city like Hollywood or Fort Lauderdale which are really pretty and more economic than Miami Beach. Everything depends on your trip idea.

In my case, as I was going to be by myself and my plans were mostly going to beach and have some rest, so I decided to stay at Southbeach in a really pretty and awesome hotel: the Washington Park Hotel. It’s located in Washington and the 11st, which means it’s less than three blocks away from the beach. The área is pretty busy in night and day and full of bars and places to eat.

The area is ideal for bike’s lovers, everything is adapted so you can travel long and the traffic is very organized so the ones who gets scared of cars as me, feels secure. So the best discovery was when I found that the WPH has unlimited bike’s service included in the room’s package. The normal price to rent one is 25 dollars each day, so I found that quite awesome.

It seems that they’ve known me since forever, because when I got into the room I found a coffee machine. Is there any better drink to start the day with? I don’t think so. So instantly I put the bathrobe on and I went out to drink it at the edge of the swimming pool. I waited a long time to be in that moment.

Among all those hotel’s amenities, the great predisposition of everyone at the WPH is what I value most. Travelling alone makes you pay more attention to the people around you and that makes the experience as well. The main thing to learn is to be opened to it.

Special thanks to the WPH to treat me so well ❤ #WherePlayHappens

 

Expandirse y volver a las bases, todo al mismo tiempo

Hace unos días con Nano, mi novio, armamos un video en el showroom. La idea era mostrar un poco como es el trabajo que hago en mi casita/local y que no quede todo solamente en una imagen fría de una tienda online.
Arranqué el 2016 triplicando la cantidad de producción que venía haciendo el año anterior, antes de eso me pasaba que lo que hacía casi no rendía. Basicamente vivía trabajando y tenía poquito resto como para vivir y hacerme alguna que otra escapada, pero no mas. Se me terminaba yendo todo en impuestos y costos de materiales, cosas que a esta altura son indispensables sobre todo después de abrir el showroom a mediados del 2015 :/
Me dió algo de miedo pero me la banqué y di el pasito, uno nunca sabe si lo que hace realmente le va a gustar al otro, el pensamiento de “uy y si no lo quiere nadie que hago?” es bastante bajonero. En este punto extrañaba un poco la ignorancia de mis tiernos 19 años.
Las cosas terminaron resultando mejor de lo que esperaba y pude seguir aumentando la cantidad de prendas, a veces es cuestión de tirarse a la pileta y ver que pasa!
Lo que si tenía en claro es que durante ese proceso no tenía intención de perder el toque artesanal, tarea bastante difícil cuando se terceriza la producción casi en su totalidad.
Así que decidí seguir con esa línea y ponerme a dibujar. Vale aclarar que yo no soy ilustradora ni mucho menos, solo una chiquita bastante manija de los software de edición a la que le prestaron una tableta digitalizadora  que resultó siendo una herramienta increíble.
Así armé mi primer estampado para imprimir por metro, conseguí una empresa muy grosa en Mar del Plata que me imprimió mis cosas y quedaron increibles, y ahí estaban, mis prendas pensadas 100% por mi cabecita, desde el estampado a la confección.
Creo que el romanticismo de lo artesanal no debería quedarse simplemente en dar puntadas a mano, uno puede expandirse y trasladarlo a otras áreas (o no, eso depende del emprendedor y de su plan a largo plazo).

 

Igual contradiciéndome un poco con lo que dije antes, hace poco empecé a armar algunas prendas bordadas a mano. Lo quise hacer yo misma para ver como era el proceso. Me fascina la idea del trabajo manual y de lo único de cada pieza, la belleza que existe en esa singularidad, y en que aunque se siga un patrón similar, cada puntada va a ser distinta a la anterior.

14947499_1159139460790222_7705302363187548773_n

Ahora está muy en boga el bordado artesanal, para las que tienen alguna prenda con algún detalle de este tipo: ¿No les pasa que la miran y tratan de imaginarse a la persona que lo hizo? ¿Que disco escuchaba mientras lo hacía? ¿que pensaba en ese momento? ¿Estaría cansada o quizás contenta?  Bueno, yo si. Y eso le da un poquito de magia a la rutina de vestirse cada día para salir a la calle.
No estoy muy segura de que dirección voy a tomar este año, si se que la idea es seguir creciendo hasta donde pueda pero sin descuidar las raíces, para no terminar cayendo cual eucalipto joven en tormenta de verano.

Gracias por leer ❤

Magali.

 

Emprender algo, lo que sea!

Para inaugurar el blog decidí hablar del tópico en el que mas a gusto me siento: mi emprendimiento ♥
Todos los emprendimientos surgen mas o menos de la misma forma, se necesita de una persona que no esté conforme con su realidad laboral, y que tenga algo que quiera  mostrarle al mundo.
En el universo emprendedor existen miles de alternativas de absolutamente TODO desde que vamos a hacer, donde y como lo vamos a difundir, a quién le vamos a hablar y como vamos a hacerlo.

303284_241287552575422_2448885_n
Aire Molino invierno 2011
En mi experiencia personal Aire Molino nació como una necesidad de hacer algo, no importaba mucho que. En el 2010 yo estudiaba Diseño Industrial con orientación en Indumentaria en la UNMDP. Siempre fui pésima estudiante, mis entregas eran un asco y me dolía en el alma tomarme un bondi 45 minutos para llegar a ese edificio del infierno al que mis compañeras llamaban FACULTAD. Yo era consciente de que ese esfuerzo era necesario, pero los profesores y las teóricas no me llegaban a conformar, sino todo lo contrario, siempre me pareció un lugar bastante desestimulante. Así que ese mismo año (mi segundo en la carrera) decidí invertir mis modestos ahorros de un trabajo como camarera (4500 pesos)  y hacer lo que estaba estudiando: basicamente ropa. No lo pensé dos veces y me puse a investigar tendencias, colores, ropa de lugares que me gustaban. La propuesta  argentina en ese entonces se limitaba a las grandes marcas (el auge que hoy vemos en diseño independiente casi no tenía visibilidad). Hice unos cuantos bocetos, decidí materiales y llamé por teléfono a una casa de telas para que enviaran las pocas cosas que se asemejaban un poco a mi idea inicial. Vale aclarar que estando en Mar del Plata, lejos de todas las casas de telas esto fue todo un desafío.
En esa época creo que mi mayor virtud fue la ignorancia, no tenía idea de lo que hacía, pero las solas ganas me obligaban simplemente a HACER y después vería que pasaba. A veces el entrar en consciencia de los riesgos te hace tener miedo a modo de autodefensa, y el miedo no suma a la hora de emprender. Hoy a la distancia lo veo y me auto genero ternura. Y a pesar de miles de errores, volvería a repetir casi todo igual.
Una vez armado el producto (que vale mil notas aparte por la cantidad de problemas que tuve en el medio) me encontré con un pequeño detalle… ¡¿y ahora a quién se lo vendo?! necesitaba fotos, algo para mostrarlo, pero que fuera diferente y que representara lo que sentía. Así recordé a una ex compañera del colegio: Andrea Alegre, hoy grán amiga y mi cuñada (si, me levanté al hermano) que sacaba fotos analógicas. Y sin darme cuenta eso terminó de darle el concepto estético que buscaba.

207997_191142304256614_2048375_n
Aire Molino primavera verano 2010/2011
Luego abrí un modesto usuario de facebook, subí las fotos y esperé a ver que pasaba. En ese momento no existían las fanpages, ni instagram, y ni hablar de hacer publicidad. Era prácticamente un boca en boca virtual. Después se fueron sumando la tienda online, el aumento de producción con varios intervalos de “esto no es para mi” o “esto no va para ningún lado”. Pero siempre tratando de salir lo mas ilesa posible de esos baches que eran mas bien  mambos internos que circunstancias reales. Desde que entendí que soy emprendedora me dí cuenta que los problemas mas grandes que surgieron, en realidad, me los generaba yo misma.
Con los años fuí aprehendiendo acerca de los nuevos formatos y las nuevas formas de comunicar, ya el “somos una empresa re grosa con miles de empleados” no va mas. Lo mas garpero hoy es la realidad: que el proceso y las personas que lo integran sean el valor agregado. En esto creo que los pequeños emprendedores tenemos un punto enorme a favor: el ser genuinos desde el comienzo (no cobramos aguinaldo, algo a favor teníamos que tener!). Ya no hace falta copiar las formas de las grande marcas, de hecho creo que esas casas hoy están tratando de imitar la forma de comunicación que tenemos naturalmente nosotros, los “independientes”.
Este es un pequeño relato de como empecé y de como veo las cosas. Iré profundizando en algunos temas mas duros y siniestros que son de los que mas me preguntan: publicidad/contabilidad/tercerización (el gran problema de nuestra generación)/logística, entre otros. Pero siempre mechándolos con alguna receta de apple crumble o algunas fotitos que saque en alguna playa estas vacaciones.

Gracias por llegar al final 🙂 nos leemos!

nota: Si te gusto, o te parece una porquería lo que pienso, dejalo en los comentarios 😉 amo el forobardo así que bienvenidas!

Magali ♥

Las fotos son de Andrea Alegre (pueden ver su trabajo haciendo clic en su nombre)

Hola Mundo!

Inauguramos blog airemolinesco ♥

Hola! Inauguramos blog airemolinesco ♥
En estas entradas voy a contarles experiencias, pensamientos, fotos de viajes y cosas que me gustan. Voy a  estar escribiendo un poco acerca de mi marca y de los desafíos, riesgos y beneficios de ser emprendedora, de ser mujer y hacer lo que quiero (como viajar sola, ser mi propio jefe y no depender de nadie).
Espero leer sus comentarios para así ir orientando el contenido del blog. No esperen una línea muy marcada, ya que esto nace como un lugar para poner todo lo que no encaja ni en mi fanpage ni en mi cuenta de Instagram. Un lugar para meter toda la data que pienso en mi día a día.
Si tenés consultas acerca de mis productos escribime a airemolino@hotmail.com
O directamente a mi cuenta de instagram http://instagram.com/airemolino o mi fanpage en facebook http://facebook.com/airemolino
A este lugar solo venimos a comentar pavadas, así que espero estén a la altura de las circunstancias ♥
Gracias por leer!!

Magali.

La foto es de mi amiga Andrea Alegre. Pueden chusmear su trabajo aquí —> http://facebook.com/alegreandreafotografia